HIPOTECAS DIFÍCILES

HIPOTECAS DIFÍCILES

Cuando una persona física o empresa, no tienen ningún problema financiero, es fácil que los bancos le financien su hipoteca.

Pero ante unas condiciones adversas, la cosa cambia radicalmente y hay muy pocas entidades financieras dispuestas a concedernos el crédito.
Últimamente, están surgiendo distintas entidades dedicadas a la concesión de hipotecas difíciles.

Pero hay que tener en cuenta que los intereses que vamos a pagar, si acudimos a una de ellas, van a ser muy superiores a las de los bancos tradicionales, ya que el riesgo aumenta e incide en el valor final que pagaremos, lo que puede derivar en problemas hipotecarios.

Son muchos los problemas que puede devengar la contratación de una hipoteca, si antes de suscribirla no hemos leído bien todas sus cláusulas.

El principal problema que se plantea, es la falta de liquidez de aquellos que contrataron la suya, a tipo variable entre los años 2003 y 2005, ya que los tipos de interés eran entonces más bajos y en la actualidad se les ha encarecido notablemente, pudiendo llegar el caso de poder hacerle frente.